Capítulo 30

Al día siguiente estuve en casa, con Rachel. Abril me llamó y le conté todo. Se entristeció e insistió en que quería hablar con Rachel para saber que tal estaba. Por las miradas que mi hermana me dedicó después supe que no sólo habían hablado de fracturas de fémur. También lo supe gracias al tono en que Abril me habló antes de despedirnos. Algo se estaba cociendo, eso seguro. Jake le restó importancia.
-No hagas caso, te estás volviendo un paranoico-dijo mientras insertaba un CD en mi ordenador.
Sacudí la cabeza, sin creerlo.
-Mike, si está contigo será por algo. Si quisiera a Diego ya te habría dejado.
-Gracias por los ánimos-gruñí.
-Es mi opinión, si no te gusta, me marcho-dijo encogiéndose de hombros y cambiando de canción.
-Está bien, no te enfades pero tú no sabes lo que es-me defendí.
-No, claro como yo no quiero a nadie-dijo con sarcasmo.
-Bueno, pero Rachel no tuvo una historia de amor como la de Abril con Diego. ¡Toda la vida Jake, toda la vida!
Se encogió de hombros otra vez.
-¿Porqué no hablas con ella?
-No, tengo…-miedo de decir que no quiere seguir conmigo.
-Lo que tenga que ser, será.
-Ya, pero por que tenga que ser no implica que sea bueno.
-Touché.
-¡¡Mike!! ¿Te quedan rotuladores?
-¡Sí!-grité y me acerqué a la habitación de Rachel con un puñado que había cogido de un bote cercano al ordenador.
-Gracias-sonrió mientras se los acercaba.
-¿Puedo ver?-señalé con la cabeza su pierna escayolada.
-¡No!-dijo haciendo que sus amigas me taparan la vista-Cuando esté terminada.
Me pregunté que estarían haciendo pero lo dejé pasar. Cuando volví, Jake, cambió de tema.
-Tenemos que ir a comprar regalos de Navidad.
-Sí, es verdad. ¿Mañana te parece bien?
Asintió.
-¿Puedo cambiar de disco?-asentí y, al cabo de unos momentos, All Time Low sustituyó a Bullet for my Valentine-Es una pena que no pudiéramos ir a su último concierto.
-Sí, habría sido genial.
-¿Sabes cuándo habrá más?
-Espera que abro mi correo, ahí me avisan de las novedades.
-¿Estás registrado?-rió.
-Sí,¿por?
-No lo sé, no tienes pinta de seguir a los grupos a través de Internet.
-Sí, ¡qué te crees que no sé que tú también estás registrado!
Enrojeció, no sé si de vergüenza o de furia. Me lanzó un cojín que esquivé con destreza.
-Serás…
-Es en abril.
-A ver si logramos ir-murmuró.
-No creo.
-¿Por qué?
Era el cumpleaños de Abril. No le contesté.

Jake se fue a la habitación de Rachel nada más que las amigas de mi hermana abandonaran la casa. Estuvieron un rato a solas hasta que Jake se marchó.

Bookmark the permalink. RSS feed for this post.

Leave a Reply

¡Hola! Alguien que se acuerda de comentar y hacerme feliz :) ¡¡Recuerda confirmar que no eres un robot!! xD
PD: Agradeceré tu comentario mientras no sea spam.

Search

Swedish Greys - a WordPress theme from Nordic Themepark. Converted by LiteThemes.com.