Capítulo 15

-Debería irme-dije, sonriéndole.
-No, quédate un poco-me pidió, agarrándome el brazo.
-Está bien-dije acariciándole el pelo.
Cerré los ojos y me dediqué a disfrutar del momento. Ojalá todo fuera así, para siempre.
-¿Sabes? Siempre quise que un chico me trajera flores-confesó, sonrojándose-Sé que es una tontería pero…
-No lo es.
¿Un chico? ¿Yo? ¿O Diego? Había dicho siempre pero no había especificado. Aparté a Diego de mi mente. Disfrutaría del momento. Y así sería siempre hasta que los problemas volvieran, decidí.
-¿Y tú?
-¿Yo qué?-me extrañé.
-Que deseabas tú en una chica.
Me quedé pensando.
-Pues… no lo sé. Nunca me preocuparon demasiado esas cosas. Cuando la encontrara lo sabría. Y así fue-dije antes de besarla. El tiempo se detuvo.
Que corto fue el amor
Y que largo el olvido
Seré tu luz, seré un disfraz
Una farola que se enciende al pasar
Inmortal de La oreja de Van Gogh (el nuevo tono de llamada de Abril) sonó.
-Espera-dijo levantándose y siguiendo la melodía-¡Hola mamá! ¿Qué que hago?-me miró-Estaba con Mike-se calló y meneó la cabeza-No, mamá. Que sí. Pues no-compuso una expresión de fastidio-Mamá, tengo que colgar. Adiós. Sí, mañana como en casa. Hasta mañana.
Colgó el teléfono y lo posó en la mesa en un gesto inconfundible de enfado.
-¿Estás enfadada con tu madre?-arqueé una ceja.
-No es solo que… Déjalo-dijo sacudiendo la cabeza.
-No. ¿Qué pasa? Sabes que me lo puedes contar.
-Típicas cosas sin importancia-dijo abrazándome.
-Siempre que Rachel y mi madre discutían, Rachel se iba de compras, sola y muchas veces mi madre me obligaba a seguirla. Debía de pensar que iba a escaparse de casa-reí.
-Rachel es capaz.
-Y tanto-asentí.
-¿Qué tal les va a ella y Jake?-noté el cambio de tema pero no dije nada.
-Pues bien, supongo. Ya sabes que Rachel no me cuenta esas cosas a mí, te las contaría a ti. ¿Por qué no la llamas?-dije, tendiéndole mi móvil.
-¿Ahora?-preguntó.
-Sí, ¿porqué no?
-Está bien.
Comenzó a teclear. Se acercó el teléfono a la oreja.
-¡Hola, Rachel!
-Voy al baño-le dije en voz baja.
Asintió. Me levanté y fue al lavabo. No tenía necesidad de ir pero quería que hablase más cómodamente con mi hermana. Me senté en la tapa del water y comencé a tararear a canciones bajito y golpetear con el pie en suelo. Pasados diez minutos, cuando ya empezaba a aburrirme, me levanté y volví al salón. Abril seguía hablando con Rachel.
-Bueno, chao, ya hablaremos. Pásalo muy bien, diviértete con Jake-mi hermana dijo algo y Abril rió-Ya sabes que si… Adiós-colgó el teléfono y me lo devolvió.
-¿A dónde va a ir?
-A una fiesta en casa de una amiga. Me dijo el nombre pero no me acuerdo.
-¿Una fiesta? ¿Hoy?-me extrañé. ¿Fiestas en días de semana? Mis padres nunca la dejaban ir a fiestas durante la semana.
-No le ha pedido permiso a vuestros padres-rió.
-Se va a meter en un lío muy gordo si se enteran-sonreí.
-¿Se lo vas a decir?
-¿Yo? ¡Qué va! A ver quien gana.
-Yo apuesto por Rachel-rió Abril.
-Mis padres no se enterarán.
-Creo que debes irte. Además aún quiero trabajar un poco.
-Está bien-me acerqué a ella y la besé- Adiós.
-Adiós.
Salí por la puerta, satisfecho.

Bookmark the permalink. RSS feed for this post.

2 Responses to Capítulo 15

  1. Haces que cada capítulo sea mejor que el anterior :D!!

    Ya he subido un nuevo capítulo, pásate si quieres :)
    http://almasentinta.blogspot.com

    GRacias ^^

    ResponderEliminar
  2. Me gustó muchisimo este capitulo!
    María me tienes enganchada a tu historia ^^
    Se nota que tienes talento para esto...
    Por cierto ya subí el quinto capítulo de verdades que negué, espero tu opinión:
    http://amormasalladelaunicidad.blogspot.com/
    Un beso!
    Te desoe uan feliz semana!

    ResponderEliminar

¡Hola! Alguien que se acuerda de comentar y hacerme feliz :) ¡¡Recuerda confirmar que no eres un robot!! xD
PD: Agradeceré tu comentario mientras no sea spam.

Search

Swedish Greys - a WordPress theme from Nordic Themepark. Converted by LiteThemes.com.