Capítulo 33

Era feliz. Solo con eso era feliz. Estando a su lado. Su mano acariciaba la mía, con calma y serenidad.
-¿A dónde vamos, entonces?-me preguntó.
Me encogí de hombros y le respondí:
-¿No era improvisación?-le regañé, él negó-Pues a cualquier parte.
-¿Te apetece volver a visitar Brooklyn?
Acepté encantada. Caminamos hacia la estación de metro y compramos los billetes y nos sentamos a esperar el metro.
-¿Qué día te vas?-preguntó Mike.
-El trece-suspiré. Lo iba a echar muchísimo de menos-Menos de una semana.
Asintió en silencio, pensativo. No hablamos hasta que el metro llegó. Subimos y nos sentamos.
-Oye, Mike.
-Dime-me miró, sonriendo.
-Tengo que contarte una cosa-me detuve, cogí aire y reanudé la conversación-¿Sabes Alana, la prima de Jake?-asintió con la cabeza-Esto… buff… no sé como decirlo-Mike me apretó la mano, instándome a seguir-Pues que Diego está con ella solo para conseguir la beca en la Universidad-solté de golpe.
Me miró horrorizado.
-¡Qué ca…! ¿Desde cuándo lo sabes?-interrogó.
-Pues… no sé… -hice memoria-Desde antes de ir a Long Island.
-Luego quedamos con Jake y se lo decimos. Ese idiota va a salir de aquí escarmentado-rió Mike.
-¿Qué has pensado?-pregunté.
Mike me contó su plan y quedé complacida. Al fin Diego iba a tener su merecido. Se iba a quedar sin lo único que le importaba. Mike le mandó un mensaje a Jake y quedamos después de un par de horas en Brooklyn.
-En el fondo, me da pena-dijo Mike.
-¿Quién? ¿Diego?
Asintió, despacio:
-Sí, no sabe lo que tenía-seguí sin comprender-Tú-me sonrojé por el halago-Pudiste ser su novia y te rechazó solo por una beca-sacudió la cabeza-Una muestra más de los idiotas que no merecen la pena y andan sueltos por el mundo.
En mi mente surgió una duda.
-Mike, ¿tú renunciarías a la beca de Antropología por estar conmigo?-me asustaba su respuesta.
-Sin dudarlo-me besó en los labios. Sentí que me derretía por dentro.
Estaba claro. Mike era perfecto. Bueno, algún fallo tenía pero no se los tuve en cuenta.
-Te quiero-le susurré, con voz casi inaudible.
-Para-me sorprendió lo serio que lo dijo. Me asusté.
-¿Qué pasa?
-Esos señores mayores de allí-seguí la dirección de su mirada hasta que los localicé. Un señor y una señora. Sentados juntos, con bolsas de la compra a su alrededor-Nos estaban mirando, enfadados por que nos besáramos.
Me eché a reír bajito y lo besé otra vez.
-Así ya pueden pedir que nos echen a las vías.
Esta vez, ambos reímos. El metro se detuve y nos bajamos. Subimos las escaleras.
-¿Qué te parece si nos compramos un café en un Starbucks y unos bollos en una pastelería y nos sentamos en algún parque cercano?-pregunté.
-Genial, vamos al Starbucks.
Caminamos hacia allí y compramos dos frappuccinos para llevar. Mike fue a beber pero lo detuve.
-Espera, cuando compremos todo y lleguemos al parque.
Aceptó y buscamos una pastelería. Compramos unos cruasanes de chocolate y nos dirigimos al jardín botánico de Brooklyn, lugar del que Mike me había hablado.
Me quedé maravillada. Era hermoso. Los cerezos en flor se extendían flanqueando el camino lleno de hojas color rosa. Los cerezos se inclinaban con las ramas extendidas sobre un lago, cubriendo la superficie del agua de hojas rosas convirtiendo el lugar en un paisaje de cuento de hadas. Nos sentamos debajo de un cerezo a disfrutar del improvisado picnic.
-Este lugar es precioso-dije, sonriendo.
-No tan precioso como tú-dijo Mike poniéndose rojo como un tomate al igual que yo. Nos miramos y ambos estallamos en carcajadas. Lo nuestro no era ni halagar ni ser halagados.
Comimos y bebimos sentados en el césped. Luego nos tumbamos boca arriba, él con los ojos cerrados, yo con ellos abiertos mirando las nubes, el lago, los cerezos y, sobre todo, a él.
Un rato después el móvil de Mike sonó. Era Jake. La operación ``Diego´´(por llamarle de algún modo) había comenzado.

Bookmark the permalink. RSS feed for this post.

6 Responses to Capítulo 33

  1. Deberían pasar de Diego, dejarlo en paz. Aunque bueno, la pobre Alana no se lo merece...
    Genial el cap!
    Besos

    ResponderEliminar
  2. Me da pena Diego y no me ha gustado que siendo tan feliz y teniendo que pensar solo en Mike se haya puesto a hablar de Diego y a pensar en cómo fastidiarle. El resto del capítulo genial, pero creo que al otro chico deberían haberlo dejado en paz. El tiempo ya se encargaría de poner a cada uno en su sitio.

    ResponderEliminar
  3. Al fin Diego se llevará su merecidooo!! ^^ (Me cae taaaaan mal)
    Me encantan la pareja que hacen Abril y Mike, son tan monooos (L)
    Un beso y espero el siguiente ;)

    ResponderEliminar
  4. Creo que no se sabe todo sobre Diego, y que no sólo está con Alana por la beca.Abril no ha dejado que Diego se explique del todo.Cuando quieran "vengarse" por decirlo de alguna forma, tal vez los sorprendidos sean ellos.
    Gran historia María!Un beso!

    ResponderEliminar
  5. ME ENCANTA!!!!!!!
    SOY ADICTA A ESTE LIBRO!!!!!!
    ES INCRIBLEMENTE INCREIBLE!!!!!!
    Y MARAVILLOSOO!!!!!!!! ;D

    ResponderEliminar
  6. increible lo rapido que va todo tras cruzar la barrera... ya va por el te quiero ;) yo quiero un chico asi!! :)

    ResponderEliminar

¡Hola! Alguien que se acuerda de comentar y hacerme feliz :) ¡¡Recuerda confirmar que no eres un robot!! xD
PD: Agradeceré tu comentario mientras no sea spam.

Search

Swedish Greys - a WordPress theme from Nordic Themepark. Converted by LiteThemes.com.