Capítulo 25

En casa llamé a mi madre y le conté que había estado en Brooklyn y que era un lugar maravilloso. En el viaje de vuelta a Manhattan Rachel y yo hablamos sobre la película que fui a ver el día anterior con Mike e intercambiamos opiniones sobre las películas y los libros. El personaje de Harry Potter que más le gustaba a Rachel era Ginny Weasly mientas que el mío era Hermione Granger. Los chicos estuvieron hablando de diversos deportes y no se inmiscuyeron en nuestra conversación. En la estación de Manhattan nos despedimos de Jake y fuimos a mi casa donde nos despedimos con dos besos. Mike y yo nos mostramos bastante tensos después de que Rachel nos pillara cogidos de la mano. Ambos sabíamos que eso no era un delito pero nos resultaba una situación embarazosa ya que solo éramos dos buenos amigos.
Pensando en todo eso preparé la cena. ¿Qué sentía de verdad por Mike? Empezaba a sentir algo más que amistad pero… ¿era amor? No, no podía volver a sentir algo tan pronto después de lo de Diego… ¡Qué lío! Acababa de salir de uno y ya estaba metida de lleno en otro. Suspiré. Ya comenzaba a sospechar que jamás podría vivir sin andar metida en algún lío. No es que siempre estuviera en problemas pero, últimamente…
Cené en silencio. Volví a suspirar. En Manhattan me sentía bastante sola. Aunque en Barcelona tenía un piso para mí sola pero no era lo mismo. Esa era mi ciudad natal y mi familia no vivía demasiado lejos así que a menudo me pasaba por mi antigua casa. A mitad de la cena me levanté y sintonicé la radio. Así al menos escucharía algo. Por la noche vería una película y en español, cosa importante. En cuanto terminé fregué los platos y limpié la casa que casi no estaba sucia. Desconecté la radio, cogí mi pendrive y busqué alguna peli. Humm… había alguna entretenida. ¿Miedo, acción o comedia? Ya había visto una de miedo el otro día y me había dormido. Harry Potter era de acción así que opté por la comedia. Como la vida misma fue mi elección. Me reí y disfruté con la película. Me acosté pero no dormí demasiado bien. Por la mañana estaba agotada. Había sufrido la visita de pesadillas durante toda la noche. No recordaba de qué trataban. Desayuné con calma y me fui a la heladería. Pasé todo el rato bostezando y Mike me preguntó si tenía sueño. Asentí y, aún medio dormida seguí trabajando.
Por la puerta entró una pareja que conocía muy bien, quizá demasiado. Diego y Alana. Él en un primer momento no reparó en mi presencia pero si en la de Mike. Mike se giró, se frotó los ojos y me indicó con la cabeza que fuera a la habitación donde estaban las taquillas. Entré velozmente y lo esperé. A los pocos segundos la puerta se abrió y Mike entró cerrando tras de sí.
-Si quieres los atiendo yo y tú te quedas aquí hasta que se marchen-fue directo al grano. La idea resultaba tentadora pero me negué.
-No, no hace falta. Además tú tampoco te llevas demasiado bien con Diego.
Sonrió. Pasé por delante de él, inspiré aire y, sin mediar más palabra, salí del almacén. Diego estaba esperando para hacer su pedido (siempre tan caballeroso) y dio un respingo al verme.
-Hola-lo dijo tímido, esperando mi reacción.
-Hola, ¿cuál es su pedido?-no me inmuté. Estaba trabajando y debí tratarlo como a un cliente más.
-Oh, solo soy un cliente.
Me indigné. ¿Después de todo lo que me había hecho esperaba que lo siguiese tratando igual que antes? Eso ya era el colmo.
-¿Su pedido?-me tragué el grito que comenzaba a surgir en mi interior y repetí la pregunta que le había hecho antes.
-Un batido de fresa y otro de vainilla-se volvió y se sentó en su mesa junto a la prima de Jake.
Preparé los batidos rápidamente y los serví. Me marché y no los miré hasta que se acercaron a pagar. Alana me dirigió una sonrisa que le devolví. Esa chica empezaba a caerme bien, más que eso, a darme lástima. Si supiera que Diego solo estaba con ella por quien era su padre…
-La cuenta por favor.
Diego me extendió un billete y le cobré. Luego se marcharon. Entonces empecé a respirar.

Bookmark the permalink. RSS feed for this post.

One Response to Capítulo 25

  1. Por favor,, que mike se lance ya y que Diego le confiese sus sentimientos a Abril... Estoy segura de que siente algo por ella...
    Espero el siguiente :) Besos

    ResponderEliminar

¡Hola! Alguien que se acuerda de comentar y hacerme feliz :) ¡¡Recuerda confirmar que no eres un robot!! xD
PD: Agradeceré tu comentario mientras no sea spam.

Search

Swedish Greys - a WordPress theme from Nordic Themepark. Converted by LiteThemes.com.