Capítulo 4

Los demás días que faltaban para que cogiera el avión que me llevaría al viaje que cambiaría mi vida para siempre pasaron en un suspiro.
Estaría en Manhattan exactamente un mes. Desde el 13 de julio hasta el 13 de agosto, día en que cogería el avión de vuelta a Barcelona con el amor de Diego o sin él.
En cuanto llegara a Manhattan y me instalara en el apartamento que había alquilado, debería encontrar un trabajo y, por supuesto, a Diego porque, todo ese viaje no tenía sentido sin él.
El día anterior a mi viaje a Manhattan me despedí de mi familia. Todos estaban apenados pero me despidieron con alegría para que no me sintiera mal.
Aquella noche casi no conseguí pegar ojo ya que me encontraba muy nerviosa por volver a ver a Diego.
Si no sabía nada de él en un par de días lo llamaría contándole que yo también me hallaba en Manhattan y que podíamos quedar.
En el aeropuerto mis nervios crecieron pero en cuanto subía al avión y comprendí que en un par de horas estaría en Manhattan cerca de mi querido Diego me calmé.
Conecté los cascos al mp3 y el escuchar mis canciones preferidas eliminó el resto de nervios que todavía quedaban en mi interior. Escuchar música era mi mejor medicina para aplacar los nervios.
La canción que sonaba en ese momento era She will be loved de Maroon 5:
Look for the girl with the broken smile
Ask if she wants to stay awhile.
And she will be loved.
Ojalá Diego me amara como el chico de la canción amaba a la chica. Su amor era parecido al nuestro.
Yo siempre estuve a su lado pero él nunca sintió nada más que amistad por mí.
Me identifiqué a la perfección con el chico de la canción y me pregunté si ambos lograríamos que las personas que más deseábamos se fijaran en nosotros.
Durante las horas que pasé en el avión me dediqué a mirar las esponjosas nubes soñando que eran de algodón de azúcar y a escuchar música intentando no pensar en lo que el destino me depararía en Manhattan.

Bookmark the permalink. RSS feed for this post.

2 Responses to Capítulo 4

  1. La luz de mi oscuridad25 de agosto de 2011, 3:51

    yo soy igual que la chica: no vivo sin mi ipod! jajaja

    ResponderEliminar
  2. he empezado a leer la historia y no esta nada mal!! :) es muy bonita, bueno, seguire leyendo y ya te contare... xd

    ResponderEliminar

¡Hola! Alguien que se acuerda de comentar y hacerme feliz :) ¡¡Recuerda confirmar que no eres un robot!! xD
PD: Agradeceré tu comentario mientras no sea spam.

Search

Swedish Greys - a WordPress theme from Nordic Themepark. Converted by LiteThemes.com.