Capítulo 14

Estaba confundida y dolida. Diego se había portado fatal. Quería poder dar marcha atrás en el tiempo al momento en el que se me ocurrió la horrible idea de viajar a Manhattan. Tenía ganas de olvidar. Olvidar mis sentimientos por Diego y empezar de nuevo. Olvidar lo que me había hecho. Pero el ser humano no es una especie dada a olvidar. No paré de pensar en lo que había ocurrido esa tarde. Mis pensamientos iban de un lado a otro. Diego, Mike, Alana, Mike, Alana, Diego… Tal vez si Diego no hubiera estado con Alana todo habría sido diferente. Quise culparla a ella pero sabía que, en el fondo, la culpa era de Diego. Por hacerle caso a ella antes que a los valores de los que siempre había dado muestra. Porque Diego siempre decía que los amigos de verdad nunca te abandonan pero él me había abandonado. Aunque para él no fuera para tanto para mí era muy importante. Me había arreglado, estaba eufórica, tenía esperanzas de poder estar algún día juntos y él lo había destrozado todo. Pero aún así lo quería. Me acosté temprano intentando dormir pero no lo conseguí hasta casi el amanecer.
Me dirigí al trabajo. Deseé que esa fuera una mañana ajetreada para no tener mucho tiempo para hablar con Mike. Sabía que él no me había hecho nada pero…
Al entrar saludé a Mike, me puse mi camiseta de la heladería Mc Gregor y guardé mis cosas en la taquilla. Trabajé en silencio, cabizbaja, intentando evitar a Mike. A media mañana cuando la heladería estaba completamente vacía, Mike me preguntó:
-¿Se puede saber que te he hecho?
-No has hecho nada-le contesté rápidamente. No quería que se sintiera mal porque yo fuera una idiota.
-Cualquiera lo diría-continuamos cada uno en nuestras tareas.
Unos minutos antes de que nuestro turno terminase Mike volvió a hablarme:
-Si estás enfadada porque el idiota ese se enfadó contigo porque tú estabas conmigo… sé que es un lío pero al grano que perdón-lo que me faltaba para sentirme aún peor.
-No, no, no. No discutimos por ti. Estate tranquilo.
-Ah, vale.
Nos despedimos y cada uno se fue a su casa. Decidí ir a hacer footing aunque, la última vez que fuera me había traído aquí. Esa vez escuché música no como la anterior ya que esa vez quería desconectar. Fui a Nueva York, a Central Park. Y allí empecé con el footing. Realicé unos rápidos estiramientos y me puse a correr. Hacía un día muy bonito.
Empezó a sonar She will be loved de Maroon 5 y, aunque esa era una de mis canciones favoritas, cambié. Esa era la canción que había escuchado en el avión de ida a Manhattan mientras esperaba que Diego pudiera llegar a amarme pero ahora sabía que eso era imposible.
Puse cualquier otra canción. Era Ya nada volverá a ser como antes de El canto del loco. Esa canción era perfecta para ese momento. Nada volvería a ser como hacía una semana y mucho menos como un mes o un año antes.
Corrí sin descanso hasta que mis piernas me pidieron a gritos que me detuviera. Me senté en la hierba. Jadeaba. Respiraba tan fuerte que apenas escuchaba la música que manaba de mis auriculares. Saqué mi Blackberry del bolsillo. Me conecté a una de las redes sociales en las que tenía perfil y actualicé todo. Para cuando acabé ya no jadeaba y retomé mi camino. Como todavía era pronto me daba tiempo a dar toda la vuelta a Central Park antes de volver a casa. Lo hice y después volví a casa. Llegué y preparé el baño para darme una ducha. Conecté los altavoces al mp3 y puse la música en el baño mientras me duchaba. Dejé que el agua hirviente aclarara mis pensamientos y liberase las tensiones que llevaba arrastrando desde hacía una semana. No me sentía tan liberada de cargas y pensamientos desde que se me había ocurrido la idea de viajar tras Diego. Esa noche no pensé en nada y dormí como no lo hacía en bastante tiempo.

Bookmark the permalink. RSS feed for this post.

5 Responses to Capítulo 14

  1. Me encanta cada vez más :) Espero que se vuelva a encontrar con Diego y lo arreglen.... :P

    ResponderEliminar
  2. Es normal que esté mal, ¡pero que no lo pague con Mike que encima le está ayudando!

    ResponderEliminar
  3. Ahora estoy escuchando Ya nada volverá a ser como antes... hacía años que no la escuchaba ^o^
    Gracias por recordarmela :D
    Sigue así, me encanta

    ResponderEliminar
  4. Pobre Mike, el no teiene culpa alguna!
    Y Diego.. bueno, quizás tenía un buen motivo para no acudir a la cita :/

    ResponderEliminar
  5. Muy buen capítulo,
    ojala q empiece a salir cn Mike
    por cierto pásate p mi blog q tienes un premio ;)
    BSS

    ResponderEliminar

¡Hola! Alguien que se acuerda de comentar y hacerme feliz :) ¡¡Recuerda confirmar que no eres un robot!! xD
PD: Agradeceré tu comentario mientras no sea spam.

Search

Swedish Greys - a WordPress theme from Nordic Themepark. Converted by LiteThemes.com.