Capítulo 12

En ese momento me inundó una oleada de furia y noté como la rabia se extendía por mi rostro.
-Muchas gracias, Diego-lo dije con ironía y furia-Lo pasé genial hoy.
-Lo siento pero…
-No hay disculpas que valgan-lo interrumpí. Intenté no alzar más el tono de voz. Mike me miraba con expresión de consternación-Habíamos quedado, no apareciste, te llamé varios millones de veces y aquí te encuentro tan tranquilo, como si nada-paré para respirar y ese fue el momento que aprovechó Diego para volver a empezar a hablar.
-Lo siento tanto. Es que Alana me llamó y era urgente y…-en ese momento exploté. Con todas las letras.
-¡¡¡¡ERES UN GRANDÍSIMO IMBÉCIL!!!!
En ese momento Mike se metió en la conversación. Aunque habíamos estado hablando en español debió de entender que no era muy agradable.
-Así que tú eres el tipo que le ha dado plantón esta tarde-lo dijo con calma, pronunciando cada letra de cada palabra.
-¿Quién es éste?-me preguntó. Mike debió de entender lo que dijo porque le contestó.
-Soy un amigo y, por lo que parece, mejor que tú-aunque Diego era algo más alto que él no lo amedrentó nada.
La novia de Diego nos miró con una cara extraña pero no se metió en la conversación. En esos momentos no se a quien odiaba más, si a Alana por que había arruinado mi cita con Diego o a Diego por darme plantón a la primera de cambio. Estaba tan confusa y dolida.
-Oye, oye, tú no te metas en ésto-Diego intentó apartar a Mike para poder hablar conmigo pero él le apartó la mano de un golpe seco.
-Me meto si me da la gana-estaba claro que Mike me defendería siempre.
-Abril, dile a este tipo que se aparte-ésa fue la gota que colmó el vaso.
-No, no se lo pienso decir. Hoy has perdido cualquier derecho a pedirme algo. Eres repugnante. Yo pensaba que eras diferente-cada palabra que le estaba diciendo me dolía.
Diego me miró con expresión dolida pero no fui capaz de decirle nada.
-Mike-no se giró-Mike-entonces si se volvió a mirarme-Vámonos de aquí-asintió con la cabeza. Miró por última vez a Diego y me siguió hacia la salida.
Caminamos en silencio y, cuando estuvimos lo suficientemente lejos del restaurante, Mike se detuvo a mirarme y me dijo.
-Abril, por favor, deja de llorar-solo entonces me percaté de las lágrimas que manaban velozmente de mis ojos. Intenté secármelas con el dorso de la mano pero al instante brotaron nuevas lágrimas para sustituir a las anteriores. Mike me cogió de la mano y me guió hacia un banco en el que sentarnos.
-¿Lloras por ese idiota?-Mike me levantó la cabeza con delicadeza y mientras sacaba un pañuelo de su bolsillo y me secaba las lágrimas.
Hice un esfuerzo por responderle.
-Si-no quería mentirle.
-¿Es tu… novio o algo así?-se estremeció al pronunciar la palabra novio.
-No. Es solo un amigo-no se lo creyó pero no insistió en el tema.
-¿Puedo hacerte una pregunta?
Asentí con la cabeza.
-¿Puedes contarme toda la historia?-dudé-Te prometo que no le diré nada a nadie o lo que sea por lo que estás dudando en decírmelo.
¿Se lo contaba todo? Mike me había demostrado que era un buen amigo. ¿Pero debía decirle que estaba en Manhattan por Diego?
-Da igual. No me lo cuentes no pasa nada-sonrió.
-Te lo voy a contar. Espero que no creas que soy una estúpida.
-Jamás creeré eso-su frase me animó bastante.
-Yo siempre estuve coladita por Diego. Y, él, vino aquí a preparar todo para su inicio en la Universidad. Yo lo echaba de menos y vine aquí a que se enamorara de mí-me sentí ridícula al contarle eso a Mike pero él no hizo comentario alguno-Y él otro día me encontré con él. El día que me caí en la calle, no me caí-me miró interrogante-Iba distraída y por poco me atropella un taxi-me dirigió una mirada horrorizada. Yo continué con mi relato-y él me apartó. Esa chica con la que estaba es su novia. El otro día quedamos, como amigos, y lo pasamos muy bien. Al día siguiente me llamó para quedar. Hoy íbamos a ver la Estatua de la Libertad. Él no apareció. Lo llamé cientos de veces y no me contestó ninguna. Estuve alrededor de una hora esperándole hasta que viniste tú.
-Entiendo que estés muy dolida pero sinceramente, ese tío es un idiota. No te merece.
-¿Sabes? Eres un muy buen amigo-le dediqué una sonrisa agradecida.
Me devolvió la sonrisa.
-Deberíamos volver a casa o buscar otro restaurante- dijo Mike ,a mí se me había quitado el hambre.
-¿Qué te parece una hamburguesa o un perrito caliente con patatas fritas y una Coca-cola en un puesto cualquiera?
-Fabuloso. Mucho mejor que la comida italiana-bromeó Mike.
Encontramos un puesto en la calle y comimos un perrito caliente con Ketchup y mostaza. Ya se empezaba a hacer tarde cuando Mike me acompañó a mi casa. Nos despedimos en el portal mientras yo le pedía que cuando llegara a su casa me llamara.
Cuando subí a casa y saqué el móvil del bolso vi que tenía cuatro llamadas perdidas. Todas de Diego. Mientras me ponía el pijama mi móvil volvió a sonar. Otra vez Diego. No contesté. Al cabo de diez minutos Mike me llamó para comunicarme que había llegado a casa sano y salvo. Apagué mi Blackberry para no escuchar las llamadas de Diego y me metí en la cama intentándome liberar de las tensiones de un día agotador.

Bookmark the permalink. RSS feed for this post.

8 Responses to Capítulo 12

  1. Intrigada es poco para describir lo que siento!! Sigue así!
    Bien por Abril, por mandar a la mierda a Diego :D

    ResponderEliminar
  2. Me parece impresionante, la forma en la que describes cada acontecimiento. Y sinceramente, está genial cuando Mike apoya a Abril cuando se encuentra con Diego. Me ha parecido muy verdadero.

    ResponderEliminar
  3. Uuufff esto se ponee interesantee
    espero otroo capituuloo prontoo !

    ResponderEliminar
  4. Hola¡¡¡ ya me he leidao todos los capítulos y tengo q decir k ¡¡¡odio a diego!!! es un idiota, pero Mike es un sol. Espero k Mike y Abril acaben juntos.
    BSS CLAU

    ResponderEliminar
  5. Este capítulo está genial :) La historia está cogiendo forma poco a poco y se está haciendo muy interesante. ¡Sigue así!

    ResponderEliminar
  6. Mike para la chica, Diego lo que se merecía era quedarse sin ninguna de las dos!!

    ResponderEliminar
  7. Diego es un idiota!! como le ha podido hacer eso a Abril!! Pobre!!

    ResponderEliminar
  8. Ahora esta claro con quien tiene q qedarse Abril : mike!! La historia gana capítulo a capitulo, es genial :D

    ResponderEliminar

¡Hola! Alguien que se acuerda de comentar y hacerme feliz :) ¡¡Recuerda confirmar que no eres un robot!! xD
PD: Agradeceré tu comentario mientras no sea spam.

Search

Swedish Greys - a WordPress theme from Nordic Themepark. Converted by LiteThemes.com.