Capítulo 41


Mike:

Llamé a Jake.
-¡Hola, cuánto tiempo sin hablar, eh!
-Abril acaba de marcharse de mi casa.
-¿Qué qué?-dijo, noté que estaba tan alucinado como yo.
-Lo que has oído.
-¿Y qué hacía ahí? ¿No habréis vuelto?
Le conté todo.
-¿Qué hago?
-Ella está con el imbécil, ¿no? Entonces, ¿qué pretendes hacer?
-No lo sé, por eso te llamo. Pero veo que no sirves de mucha ayuda-refunfuñé.
-No soy un consejero matrimonial-replicó-A ver llamado a Rachel, seguro que ella sabe que hacer.
-Tienes razón, adiós-dije apresurado.
-¡Ey! ¡Qué amable! Primero ni me saludas y ahora me cuelgas así como así, sin preguntarme que tal estoy ni nada.
-¿Qué tal estás?
-Muy bien.
-Adiós-le colgué.
Llamé a Rachel.
-¡Hola, hermanita!
-¿Qué quieres?-dijo.
-Tengo que hacerte una pregunta. ¿Tú has seguido teniendo trato con Abril?
-Sí, ¿porqué?
-Necesito saber si sigue con Diego.
-No te lo pienso decir-exclamó con furia.
-¿Porqué?
-¡Porque no!-gruñó.
-¿Sabes? Hace mucho que no veo a Jake.
-¿Y a qué viene esto ahora?
-Que estuve pensando en decirle a Jake que se venga a pasar el verano a Salamanca y no iréis a la playa.
-¡No te atreverás!-exclamó.
-Sabes que sí. Canta, bonita-dije con regodeo.
Noté que dudaba pero terminó por hacer lo que yo sabía que haría.
-No. ¿Contento?
-Más que eso. Adiós.
-Adiós.

Bookmark the permalink. RSS feed for this post.

Leave a Reply

¡Hola! Alguien que se acuerda de comentar y hacerme feliz :) ¡¡Recuerda confirmar que no eres un robot!! xD
PD: Agradeceré tu comentario mientras no sea spam.

Search

Swedish Greys - a WordPress theme from Nordic Themepark. Converted by LiteThemes.com.