Epílogo

La Universidad había comenzado y Mike todavía no me había llamado para quedar. Las últimas veces que hablamos por teléfono había estado extraño, distante y frío. Como si ya no sintiera lo que me demostraba antes. Empecé a preocuparme. ¿Por qué no llamaba? ¡Me iba a volver loca! Si no llamaba pronto… ¿Qué haría? No lo sabía pero si por un falso amor había viajado medio mundo sería capaz de todo por Mike, que era el hombre de mi vida. Estaba sentada en la hierba de enfrente de la Facultad, intentado decidir que decisión tomar. Lo llamé pero no me contestó nadie. ¿Significaba eso que había dejado de quererme? No quise pensar en esa posibilidad. Mike no tenía aspecto de rompecorazones pero el mío estaba a punto de romperse por él. Decidí llamar a Rachel. No pensé que hora sería allí ni nada más. Mi mente estaba plenamente ocupada por el recuerdo de Mike. ¿Recuerdo? ¡No! Eso sonaba a pasado y Mike era mi presente y mi futuro. Llamé y la voz de Rachel me contestó, extrañada.
-¿Abril? ¿Ha pasado algo?-preguntó, repentinamente asustada.
-No, no lo sé. Necesito hablar. Mike ya está aquí ¿verdad?
-Sí, hace ya una semana y media. He de admitir que lo echo de meno-dijo, nostálgicamente-Pero ¿porqué llamas?
-Llevo días sin hablar con él y no me contesta al teléfono. Quiero saber en que Facultad esta y que horario tiene y la única que puede decírmelo eres tú-me sinceré.
-Ahora te lo digo-me facilitó los datos-No sé que mosca le ha podido picar. Espero que arregléis lo que sea que os pase.
Le di las gracias de todo corazón y corté la llamada. Todavía legaba a tiempo. Corrí hasta la Facultad de Antropología y me aposté en la puerta, esperando que saliera.
La gente comenzó a salir y yo busqué desesperadamente a un chico de pelo rubio, ojos azules y una preciosa sonrisa. Cuando casi todos los estudiantes se hallaban fuera él todavía no daba señales de vida. Empecé a pensar que debería irme hasta que lo vi. Salía por la puerta con una mochila echada al hombro. Un rayo de sol jugueteó con su pelo y lo deslumbró momentáneamente. Me acerqué a él que aún no se había percatado de mi presencia. Me coloqué en su camino y se paró a mirarme, sorprendido.
-¿No vas a saludarme, maleducado?-reí aunque una lágrima traviesa escapó de mis ojos.
Caminamos los pocos metros que nos separaba y nos fundimos en un beso apasionado. Un beso esperado, deseado, afortunado. En él expresamos todo lo que sentíamos. Nuestro amor, nuestras preocupaciones, lo que nos habíamos añorado. Cuando nos separamos Mike habló:
-Pero ¿cómo?-cuanto había deseado oír esa voz sin ser telefónicamente.
-¿Cómo? ¿Qué quieres decir?-pregunté, extrañada-¿Tanto tiempo sin vernos y lo único que se te ocurre decir es eso?-bromeé pero él no sonrió.
-¿Y Diego?-Mike, titubeaba.
-¿Qué le pasa a Diego?-pregunté, aún más sorprendida.
-¿No le quieres?-no me miró al decirlo.
Negué con la cabeza.
-Te quiero a ti y lo sabes-intenté besarle pero no me lo permitió.
-¿No estás con él?
-¡Por supuesto que no! ¿Quién te ha dicho tal cosa?-me escandalicé.
-Alana me dijo que tú fueras a pedirle que le volviera a dar la beca y dijo…-esperé a que continuara, paciente-Dijo que parecías enamorada-susurró la última palabra como si le costara pronunciarla.
-¡Claro que estoy enamorada! ¡De ti!-lo besé y esa vez no se resistió. Sonrió y en ese momento me di cuenta de cuanto deseaba verle sonreír, esa sonrisa hermosa y tan común en Mike.
Caminamos en silencio.
-Te eché tanto de menos. Estos días comencé a pensar que ya no me querías-confesé.
-¿Yo? ¿Dejar de quererte? ¡Imposible!-exclamó antes de volver a besarme.
Me sentía en el cielo, en las nubes, mucho más alto de lo que puede volar cualquier avión, en un lugar donde el cielo es completamente azul y no hay ninguna pizca de contaminación. Supe que estaría en ese sitio siempre que estuviera con Mike pensé antes de que nuestros labios se volvieran a unir en otro beso.

Bookmark the permalink. RSS feed for this post.

14 Responses to Epílogo

  1. Oh dios, porqué ha acabado???
    Me ha encantado toda la historia, de veras, enhorabuena por la maravillosa imaginación que tienes. Se me ha escapado alguna lagrimilla y todo al final.
    Estoy esperando la siguiente historia con el alma en vilo, así que ya sabes, por aquí me pasaré de vez en cuando.
    Un beso! :D

    ResponderEliminar
  2. Me ha encantado la historia :')
    sigue así! ^^
    un beso de Laura :)

    ResponderEliminar
  3. buuf! he llorado muchooo!
    espero y deseo que comiences pronto a escribir una historia nueva :)
    Un besoo, de Gracia.

    ResponderEliminar
  4. pasate por mi blog que te espera una sorpresa :) ah por cierto ME ENCANTAA!! :)

    ResponderEliminar
  5. Por qué se ha acabado??? TT noo... Los echaré de menos, a Mike y Abril:(

    ResponderEliminar
  6. ¡Ah! Genial, me encanto el final. Una pena que terminara ahora que le estaba cogiendo el gustillo. :P Igualmente ya se merecían un final feliz, sobre todo Mike. Espero que te animes ha hacer otra historia. ¿ Podrías pasarte por mi blog? Tiene muy poquitas entradas, y me gustaría saber que piensas, me haría mucha ilusión. ¡Besos y muffinazos!

    ResponderEliminar
  7. Me ha gustado mucho el final, pero sinceramente hubiese preferido que no hubieras puesto el epílogo y que hubiera acabado en el capítulo anterior. Entiendo que a Mike le moleste lo de Diego, pero desde mi punto de vista, ha quedado mal porque si tanto quiere a Abril tendría que haber hablado con ella antes de desaparecer de su vida sin decirle nada... Esperaré a la segunda parte de la historia a ver si es tan bonita como esta :)

    ResponderEliminar
  8. Perfecto, un poco más y acabo llorando.. Por no decir que he llorado un poco. Me encanta esta historia, y podría volver a leerla infinitamente. Muchos Besos.
    Saludos,

    Elena

    ResponderEliminar
  9. Ooooh! :)
    Es super bonitooo (L) pero... estoy de acuerdo con Lu, si la quiere tanto tendría que haber hablado con ella xD Chicos! ¿Quién los entiende? jajaj :)
    Espero la segunda partee! Un besitoo (L)

    ResponderEliminar
  10. lo adoro :) me alegro muchisimo de haber empezado a leer y estoy super triste por ahora tener que parar ;) es precioso, realmente bonito :)

    ResponderEliminar
  11. Ha estado preciosa :D Espero la continuación ^^
    Aunque lo tienes dificil para mejorarla :P
    Bess!!

    ResponderEliminar
  12. Genial el final, una pena no haberte seguido antes, de verdad.
    Otra enamorada de Manhattan,
    Sondra.

    ResponderEliminar
  13. Esta genial, y llegué para leerla entera jaja, en cuanto empieces otra historia avisa xD estaré atento.

    ResponderEliminar

¡Hola! Alguien que se acuerda de comentar y hacerme feliz :) ¡¡Recuerda confirmar que no eres un robot!! xD
PD: Agradeceré tu comentario mientras no sea spam.

Search

Swedish Greys - a WordPress theme from Nordic Themepark. Converted by LiteThemes.com.