Capítulo 1

Caminé hacia el local donde habíamos quedado. La tarde decaía. La busqué en la terraza. Estaba sentada con las piernas cruzadas. Llevaba un vestido blanco con un estampado de flores naranjas del mismo color del sol que se ocultaba tras los edificios. Su larga melena castaña estaba recogida en una coleta alta que descansaba sobre el respaldo de su silla. No me vio y me detuve a observarla. Era preciosa. Una sonrisa se extendió por mi rostro al verla. Estaba escribiendo algo en su Blackberry, tan concentrada que me provocó ternura. Reanudé el camino, esperando sorprenderla. Llevaba unas gafas de sol gigantes, demasiado grandes para ella que le daban un aspecto ligeramente aniñado. Me acerqué por detrás, sigiloso. Me incliné y le di un sonoro beso en la mejilla a la vez que susurraba en su oído:
-Hola, mi amor, que guapa vienes hoy, ¿con quién has quedado?
Se giró y me besó en los labios con cariño.
-Humm… Con un chico muy guapo- me dijo mientras guardaba su Blackberry y sus gafas de sol dejando al descubierto sus ojos oscuros.
Me senté en la silla de su lado a la vez que le agarraba la mano.
-¿Quién es ese chico? ¿No me estarás engañando?-dije fingiendo asustarme.
-¿Yo? ¿Engañarte?-dijo, indignándose-¡Qué cosas dices! Solo es un amigo-dijo guiñando uno de sus ojos castaños, siguiéndome la broma.
Ambos reímos.
Un camarero se nos acerco para anotar mi pedido. Tomé una Coca-cola.
-¿Qué tal en la Universidad?-me preguntó.
Me encogí de hombros.
-Como siempre, más o menos. ¿Y tú? ¿Ya eres Periodista?-le sonreí.
-Sí, me han contratado en Telecinco-rió.
-¿Telecinco?-pregunté. Solo llevaba dos semanas en Barcelona así que no entendía tanto el idioma como me gustaría. El camarero trajo mi pedido. Me apresuré a beber.
-Es un canal de televisión-me explicó Abril.
-Ah, vale ¿cuándo empiezas?
-¿Empezar el qué?-se extrañó ella.
-Acabas de decir que te habían contratado en Telecinco y yo te he preguntado cuando empiezas a trabajar. Y, por cierto, ¿no te enseñan en la Facultad que nunca se responde a una pregunta con otra, y ,menos una periodista?-le aclaré
-No, lo siento-se disculpó-Creo que deberías replantearte tus estudios. Serías mejor periodista que yo, de eso no hay duda.
-No creo-le acaricié el pelo.
No dijo nada, simplemente cerró los ojos. Jugueteé con su melena. Suspiré. ¡Cuánto la quería! La besé en los labios.
-Te quiero-susurré.
-¿Qué has dicho?-musitó todavía con los ojos cerrados.
-Nada-dije echándome hacia atrás.
-¿Qué dijiste que no te escuché?-dijo poniendo más interés.
-Nada-me sonrojé cuando abrió los ojos y me miró.
-Dímelo-puso voz autoritaria.
-¡Que te quiero!-exclamé. A continuación bajé la vista, avergonzado.
-Yo también-acercó su silla a la mía y me acarició el rostro con su mano derecha.
-¿Nos vamos a dar un paseo?-pregunté.
-Está bien-hizo amago de levantarse para pagar pero la volví a sentar empujándola con mi mano.
-Invito yo.

Bookmark the permalink. RSS feed for this post.

9 Responses to Capítulo 1

  1. si esque si esque.... ya me estaba impacientando por el capítulo e.e
    besus

    ResponderEliminar
  2. Si la historia se centra de nuevo en ellos dos... ¿quiere decir que la paz que ahora se respira va a romperse pronto para que haya acción? :P

    ResponderEliminar
  3. oyeee, en este capitulo, todo fue al reves, osea como que lo decia mike no? es como un ``mi vida en barcelona´´ jajaa xD
    Me encantaa esta historiiaa!!

    ResponderEliminar
  4. Bien!! esta vez podré seguirlo capítulo a capítulo ^^
    Gracias por avisar, muy buen comienzo :)

    ResponderEliminar

¡Hola! Alguien que se acuerda de comentar y hacerme feliz :) ¡¡Recuerda confirmar que no eres un robot!! xD
PD: Agradeceré tu comentario mientras no sea spam.

Search

Swedish Greys - a WordPress theme from Nordic Themepark. Converted by LiteThemes.com.